Pechos firmes y bonitos

Share Button

Pechos firmes y bonitosEl cuidado de los senos en el cuerpo de la mujer es algo fundamental. Y ya no sólo por salud, sino también por estética. Y es que, unos pechos firmes y bonitos ayudan a lucir un atractivo escote, a la vez que hacen que la ropa te siente mejor. Los peores enemigos son la flacidez y el tamaño. Para ambos problemas existen posibles soluciones, tratamientos y operaciones para tratar de solventarlos.

Aumento de pechos

Sin duda, es una de las principales preocupaciones de las mujeres que se quejan de que el tamaño de sus senos es demasiado pequeño. La solución, quizá, más directa y más conocida es la operación quirúrgica de implantes de silicona. Se trata de una intervención, normalmente de forma ambulatoria, en la que se colocan las prótesis en el interior de las mamas.

A pesar de algunas polémicas suscitadas por la falta de seguridad y la peligrosidad de la operación, el aumento de los senos mediante implantes de silicona es un método seguro y eficaz; lo importante es tener cuidado a la hora de seleccionar la clínica y asegurarse de que nos ponemos en manos de unos buenos profesionales de la salud.

Sin embargo, si no quieres someterte a una intervención quirúrgica, existen otras formas, muy eficaces, para, poco a poco, aumentar el volumen de tus senos. Hacer deporte es bueno para el cuerpo en general y, en particular para tu pecho. Con un poco de esfuerzo diario, conseguirás que tus senos parezcan más erguidos y firmes, y con ello más grandes. Puedes probar a utilizar las pesas o las sencillas contracciones de apretar las palmas de las manos la una contra la otra. Es importante, también tener un justo desarrollo muscular de hombros y espalda para que el tronco del cuerpo parezca más voluminoso.

Sin duda, uno de los deportes más recomendados para este fin es la natación; con ejercicio continuado y un poco de paciencia, conseguirás que tus pechos adquieran una mayor masa muscular, aumentando el volumen y, por tanto, el tamaño.

Combate el pecho caído y la flacidez

El pecho caído y la flacidez, conocido en términos médicos como “Ptosis?, afecta, sobre todo, a las mujeres con el pecho grande o tras pasar un embarazo. La explicación es sencilla: la glándula mamaria no tiene más sujeción que la piel, por lo que a mayor peso, más cede ese tejido.

Al igual que con el aumento de pecho, existe una operación quirúrgica que consiste en la elevación mediante implantes. Sin embargo, esto debería tomarse como una única opción, ya que existen otro tipo de remedios mucho más naturales para tratar de prevenir la flacidez. Además del ejercicio, también debes adoptar una buena postura corporal de espalda y hombros rectos. Un pequeño truco casero puede ayudarte mucho: cuando tomes una ducha, acuérdate de terminarla aplicando agua fría sobre los senos.

Después, aplícate los productos cosméticos adecuados que pueden ayudarte a prevenir la flacidez y el pecho caído. Hazlo en movimientos circulares suaves ascendentes y de dentro a hacia afuera. Acuérdate de usar un buen sujetador que sea cómodo y transpirable; es conveniente llevarlo durante todo el día, excepto para dormir, y sobre todo cuando vayas a practicar cualquier tipo de deporte.

Recuerda que mantener un pecho firme y erguido depende mucho de tu actitud. No son consejos milagrosos, pero sí pueden ayudarte a mantener unos senos bonitos por más tiempo.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Designed by: MujerTop